La diferencia entre porcentajes y percentiles (y por qué es importante)

La diferencia entre porcentajes y percentiles (y por qué es importante)
ComparteShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedIn

Los porcentajes y los percentiles son métricas importantes que cumplen un papel fundamental para ayudar a que entiendas los resultados de tus pruebas de preselección y lo que significan para contratar al mejor candidato. Los porcentajes son relevantemente fáciles de entender, ya que generalmente se utilizan para calcular una serie de cifras en la vida cotidiana, mientras que los percentiles pueden parecer más intimidantes para las personas que no tienen una inclinación por la matemática.

Los porcentajes y los percentiles son métricas importantes que cumplen un papel fundamental para ayudarte a entender los resultados de tus pruebas de preselección y lo que significan para contratar al mejor candidato. Los porcentajes son relativamente fáciles de entender, ya que generalmente se utilizan para calcular una serie de cifras en la vida cotidiana, mientras que los percentiles pueden parecer más intimidantes para las personas que no tienen una inclinación por las matemáticas.

Descubre por qué saber la diferencia es importante para entender tus pruebas de preselección, y cómo distinguir entre ambos conceptos.

¿Qué es un porcentaje?

Un porcentaje se refiere a una cifra respecto de 100. Por lo tanto, 50 % significa 50 de 100. Los porcentajes son una forma simple de estandarizar diferentes cantidades con fines comparativos, como la proporción de sillas respecto de los escritorios en un piso de un edificio de oficinas en relación con la cantidad de sillas respecto de los escritorios en otro piso de ese edificio.

porcentaje vs percentil

¿Qué es un percentil?

La mayoría de las personas está familiarizada con los porcentajes y los usa para calcular cifras mientras realiza otras tareas cotidianas, como calcular una calificación universitaria, tasas de interés bancarias, o cuánto se ahorran por un suéter en la oferta de una tienda.

Sin embargo, la mayoría de las personas no utiliza los percentiles con frecuencia. Entonces, ¿qué son exactamente los percentiles? Un percentil se refiere a un porcentaje de valores que se encuentran por encima de un valor especificado. En la práctica, si el puntaje de una prueba está dentro del percentil 70, significa que la persona obtuvo un puntaje superior al 70 % de las personas que realizaron la prueba.

¿Por qué son útiles los porcentajes para las pruebas de preselección?

En las pruebas de preselección, los porcentajes son útiles para comparar el desempeño de un candidato. Los puntajes de las pruebas de TestGorilla reflejan el porcentaje de preguntas respondidas correctamente. Los porcentajes son una forma rápida y sencilla de evaluar el desempeño de un candidato en la prueba pertinente. Además, son una forma fácil de comparar a dos candidatos.

¿Por qué son útiles los percentiles para las pruebas de preselección?

Los porcentajes no suelen ser eficaces para echar luz sobre la dificultad de una prueba. Si todos tus candidatos parecen tener puntajes bajos en una de las pruebas, ¿se debe a que no tienen habilidades en esa área o a que la prueba es difícil? Los percentiles te ayudarán a responder esta pregunta ofreciendo datos sobre el desempeño de cada candidato en comparación con otras personas que han realizado la prueba (no solo los candidatos que has invitado).

En TestGorilla, ofrecemos una referencia de calificaciones que te permite visualizar los puntajes como segmentos de percentiles. Si el puntaje en términos de percentil de uno de tus candidatos es del 75 % en una prueba particular, significa que ha tenido un mejor desempeño que el 75 % de los candidatos que han realizado esa prueba.

Este percentil calculado va más allá de los candidatos a los que has enviado la prueba. Calculamos el percentil comparando a todos los candidatos que han realizado la prueba con nuestros clientes. Esto te da una imagen precisa de lo bien que se desempeña un candidato en comparación con cientos de otros candidatos con un conjunto de habilidades similar, ya que una puntuación de rango percentil normaliza las diferencias en el nivel de dificultad de una prueba concreta. Por tanto, los percentiles son esenciales para ayudarte a identificar el rendimiento de un candidato en la prueba que le has proporcionado.

A continuación, puedes usar el grupo testigo de tu elección para comparar distintos candidatos. Para poder hacerlo, les ofrecemos a los candidatos encuestas opcionales con preguntas demográficas, como por ejemplo:

  1. Su nivel de educación (desde escuela secundaria hasta maestría o superior)

  2. Su función (marketing, administración, finanzas, legal, gerencia, operaciones y otras áreas clave)

  3. Su antigüedad: junior (hasta 3 años de experiencia) o sénior (más de 4 años de experiencia)

  4. El porcentaje de preguntas respondidas correctamente (no es específicamente un grupo testigo, pero es útil de todos modos)

Ve más allá de los números

Los porcentajes y los percentiles son importantes para comparar a los candidatos con sus pares. Ayudan a desarrollar un panorama más profundo de las capacidades y la perspicacia mental de un candidato. Sin embargo, los porcentajes y los percentiles no son absolutos. Alguien puede obtener un puntaje bajo en habilidades técnicas y encajar mejor en tu empresa.

Por ejemplo, un candidato puede sentirse cómodo en un entorno de oficina animado y de cara al público, donde la colaboración y las reuniones frecuentes son la norma. Por su parte, otro candidato puede desempeñarse mejor en una oficina más tranquila, donde se valora la autonomía. Uno de estos dos candidatos podría ser una gran incorporación a tu equipo, mientras que el otro podría frustrarse y tener un bajo rendimiento. Asegurarte de que la nueva contratación se adapte a la cultura de tu oficina es clave para mantener una alta tasa de retención de personal.

Además, los rasgos de la personalidad y la actitud de un candidato son igual de importantes en cuanto a su potencial desempeño en su función, especialmente si se trata de un puesto que tiene contacto con clientes, un puesto gerencial, o uno que requiere mucho trabajo en equipo. Por este motivo, recomendamos realizar pruebas de una serie de rasgos de la personalidad, habilidades “blandas” y actitudes para obtener una visión más holística de cada candidato.

Para tener una imagen completa de un candidato, debes ir más allá de las pruebas de habilidades y realizar pruebas de personalidad, rasgos y actitudes. Estas son las mejores pruebas de TestGorilla para conseguirlo:

  1. Añade cultura. Esta prueba evalúa cómo los valores, comportamientos e intereses de un candidato encajan con los valores de tu empresa, así como los comportamientos y actividades que le ayudarían a tener éxito en su puesto.

  2. 16 tipos. Inspirado en la obra de Carl Jung, el test de los 16 tipos te proporciona información sobre las preferencias de personalidad de un candidato, como introversión o extroversión, y si es estructurado o más flexible y espontáneo.

  3. DISC. Desarrollada por William Marston, esta prueba caracteriza la expresión de emoción: dominación (D), influencia (I), estabilidad (S) y cumplimiento (C).

Dos cálculos para medir el talento

Los porcentajes y los percentiles desempeñan un papel importante para ayudarte a preseleccionar y contratar a los mejores talentos. Más allá de que son una excelente manera de potenciar el proceso de contratación y ayudarte a distinguir las fortalezas de una variedad de candidatos diferentes, es importante ir más allá de las métricas y contratar a la persona más adecuada para tu equipo, poniendo a prueba su manera de trabajar y sus rasgos de personalidad.

Share on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInComparte

Contrata a los mejores candidatos con TestGorilla.

Crea evaluaciones previas al empleo en minutos para evaluar a los candidatos, ahorrar tiempo y contratar a los mejores talentos.

La mejor asesoría en pruebas de previas al empleo, en tu bandeja de entrada.

Sin spam. Cancela la suscripción en cualquier momento.

TestGorilla Logo

Contrata a los mejores. Sin sesgo. Sin estrés.

Nuestras pruebas de selección identifican a los mejores candidatos y hacen tus decisiones de contratación más rápidas, fáciles y libres de prejuicios.