¿Qué es un director de personal y por qué es importante?

director de personal
ComparteShare on FacebookShare on TwitterShare on LinkedIn

Los últimos acontecimientos han obligado a los empleadores a analizar sus condiciones laborales actuales y a examinar más de cerca la relación entre la satisfacción de los empleados y su productividad. En la última década, ha pasado a favorecer a los empleados en detrimento de los empleadores. Este cambio ha llevado a la creación y el ascenso del puesto de director de personal.

Con el desempleo alcanzando uno de mínimos históricos a principios de 2020, los candidatos en busca de trabajo podían ser exigentes respecto al lugar donde quisieran trabajar. Por no hablar de que, con la ayuda de sitios web como Glassdoor, los candidatos interesados pueden consultar las reseñas realizadas por empleados reales de cualquier empleador, y analizar la cultura de la empresa, sin necesidad de poner un pie en su oficina.

A medida que las empresas luchaban por conservar a sus mejores trabajadores y atraer a nuevos talentos, se diseñó el papel del director de personal, con el fin de construir y mantener una sólida cultura de excelencia en el lugar de trabajo, y para asegurar un futuro brillante para la empresa.

¿Qué es un director de personal?

Dependiendo del tamaño y la naturaleza de tu empresa (una pequeña empresa emergente frente a una gran corporación, por ejemplo), el director de personal puede tener una gran variedad de funciones. Esta función suele estar dentro del departamento de RR. HH., pero eclipsa las tareas normales de un representante de RR. HH.

Las principales responsabilidades del director de personal son definir los valores de una empresa y maximizar el potencial de los empleados. Por ejemplo, dado que un contundente 71 % de los mileniales se sienten desvinculados del trabajo, la necesidad de elevar la moral de los empleados es crucial. Esta es un área en la que debe enfocarse el director de personal.

¿Qué es un director de personal?

Funciones y deberes

Las responsabilidades diarias de un director de personal pueden variar mucho según el tamaño de la empresa. Normalmente, un director de personal puede dedicar la mayor parte de su tiempo a hablar con empleados y directivos, con el fin de recibir feedback sobre las mejoras de la empresa. Sin embargo, también puede encargarse de las revisiones de rendimiento, las nóminas, la contratación de nuevos empleados, la puesta en marcha e investigación de actividades eficaces de creación de equipos y la renovación de los paquetes de beneficios.

El trabajo del director de personal suele ser una mezcla perfecta de tareas basadas en datos y en hojas de cálculo, así como responsabilidades relacionadas con las personas. Dado que las nóminas y los paquetes de beneficios afectan directamente a la vida de cada empleado, un director de personal, especialmente si lo contrata una empresa pequeña, será quien se encargue de tomar esas decisiones.

¿Quién debería contratar a un director de personal?

La mayoría de las empresas se beneficiarían de la contratación de un director de personal. Las empresas más pequeñas, como las nuevas, se beneficiarían enormemente de la contratación de un director de personal en el momento en que experimenten un crecimiento, ya que el éxito de una empresa depende en gran medida de la cultura y la felicidad en el lugar de trabajo. Por ejemplo, el 87 % de los mileniales en plantilla esperan crecimiento y aprendizaje personalizado. Un director de personal exitoso entenderá cómo implementar un plan de promoción ascendente para cada empleado.

Al contar con un director de personal que analice y corrija sistemáticamente cualquier fallo en las actividades de los trabajadores, la empresa puede adaptarse a los cambios en tiempo real. Además, las startups experimentan un crecimiento inesperado, y las obligaciones de un representante de RR. HH. pueden tornarse excesivas para una sola persona. La contratación de un director de personal puede ayudar a mitigar los retos diarios del departamento de Recursos Humanos.

Las empresas más grandes, como McDonald’s, Target y Amazon, también se beneficiarían de la contratación de un director de personal. A raíz de la cultura de la cancelación, contratar a alguien que se encargue de cualquier tipo de escándalo, grande o pequeño, es crucial para mantener viva la empresa. Los directores de personal fuertes serán capaces de analizar rápidamente la gravedad del problema, determinar el impacto que tendrá en la empresa y sus empleados, y averiguar el mejor curso de acción para resolver el problema.

La función de un director de personal en una gran empresa puede ser muy diferente a la de una pequeña startup. En una gran empresa, el director de personal se asegura de que la empresa sea una máquina bien engrasada. Lleva un registro de cómo se siente cada empleado al trabajar para la empresa, tanto si acaba de empezar como si acaba de celebrar su décimo aniversario. Y hace hincapié en la importancia de que la alta dirección se comunique con el resto del equipo, ya que la transparencia y el apoyo afectan directamente al éxito general de la empresa.

Cualidades de un director de personal exitoso

Para las empresas que deciden contratar a un director de personal, es importante que elijan a la persona perfecta para el puesto. El candidato elegido debe poseer un conjunto de habilidades avanzadas y demostrar una gran aptitud para enfrentarse a situaciones de mucha presión. Hay que tener en cuenta algunos componentes esenciales a la hora de contratar a un jefe de personal.

Cualidades de un director de personal exitoso

Autenticidad

Un excelente director de personal debe ser auténtico y empático. Cuando los empleados tienen la sensación de que su director de personal no es auténtico, es difícil establecer la confianza. El director de personal también debe ser extremadamente inteligente para mejorar la cultura de la empresa de una manera que beneficie a los empleados, pero no a expensas del negocio.

Comodidad ante la incertidumbre

Los directores de personal también deben sentirse cómodos ante la incertidumbre. A menudo, cuando se contrata a un director de personal, es una decisión reactiva en lugar de proactiva. Tanto si la cultura de la empresa se está deteriorando, como si un negocio está sufriendo las consecuencias de un desagradable escándalo, un director de personal debe estar preparado para guiar a una empresa a través de cualquier situación de inestabilidad que esté atravesando.

Estrategia

Por último, un buen director de personal debe ser un experto en establecer una visión estratégica de la empresa. Esto se consigue mediante una combinación de observación cuidadosa de las interacciones de los empleados, unas hojas de cálculo sólidas, el conocimiento de las políticas y reglamentos anteriores de la empresa, y las misiones y valores de la organización.

Lo más importante

Cuando un departamento de Recursos Humanos decide contratar a un director de personal, significa que desea sinceramente que la empresa, y sus empleados, tengan éxito. Un director de personal sabe exactamente cómo sacar partido de los trabajadores más capaces y cómo entrenar a los que necesitan un poco más de ayuda.

Una empresa que invierte en sus empleados tiene una visión global y los prepara para el éxito a largo plazo. Aunque la función puede variar de una empresa a otra, hay algo que se mantiene: un director de personal mejora en gran medida el rendimiento general del individuo, lo que a su vez crea un entorno de trabajo próspero y estimulante.

Share on FacebookShare on TwitterShare on LinkedInComparte

Contrata a los mejores candidatos con TestGorilla.

Crea evaluaciones previas al empleo en minutos para evaluar a los candidatos, ahorrar tiempo y contratar a los mejores talentos.

La mejor asesoría en pruebas de previas al empleo, en tu bandeja de entrada.

Sin spam. Cancela la suscripción en cualquier momento.

TestGorilla Logo

Contrata a los mejores. Sin sesgo. Sin estrés.

Nuestras pruebas de selección identifican a los mejores candidatos y hacen tus decisiones de contratación más rápidas, fáciles y libres de prejuicios.